Las Locuras de Género según la agenda de Russia Today

He adquirido cierta pasión por seguir reportajes, crónicas y documentales.  En esta nueva rutina, me he suscrito a canales como DWdocumentales  y ActualidadRT .

Es fácil perderse en la lista de Documentales de la RT que abarcan historias poco conocidas como la de las poblaciones autóctonas de Rusia o sub culturas como la de Metaleros de Uganda, o incluso la de los Dandi del Congo. Pero como todo documental o crónica, los reportajes están plagados de propaganda política y los de ACTUALIDADRT lo están según el marco de la agenda Rusa.  Entre ellos el documental que se encuentra abajo linkeado en el post, en donde se habla de la llamada LOCURA DE GENERO en Suecia.

Suecia: Las Locuras del género- Documental de la Rusia Today

El reportaje es acotado por la Doctora en Matematicas, Tania Berquist, quien con un tono desenfadado   aborda lo que en su opinión constituye la locura de Suecia por la imposición de medidas tendientes a garantizar la igualdad de género.  Empieza ridiculizando el concepto de la ideología de género mediante la realización de entrevistas callejeras en las que por momentos se intenta discutir  todo el andamiaje  que invierte Suecia en superar  las diferencias sustentadas en el género.  La doctora, considera que se ha ido demasiado lejos en el concepto de la igualdad de género al tratar de “Deconstruir la masculinidad en los niños”.

Russia Today, es tal vez el equivalente Ruso a la Fox. Sin embargo a veces es tan descarado que produce el efecto contrario.

Cuando empecé a ver el documental pensé que la doctora tendría argumentos contundentes para desvirtuar o hacerme dudar siquiera del concepto de la ideología de género en Suecia.  Por segundos pensé que definitivamente los suecos en su vanguardismo estaban conduciendo a una generación a la perdida de rasgos instintivos en los seres humanos. Pensé por un segundo que la generación hombres suecos con tanta distinción entre los juguetes según el género iban a terminar siendo una población de seres amanerados.

Sin embargo, el reportaje terminó convenciéndome de todo lo contrario .  Después de los veinticincos minutos  que dura la crónica,  en su afán de  controvertir la posición  que considera locura de género en  Suecia, me lleva a concluir que la  lucha que se ha planteado a largo plazo,  serán  vistos como un salto  histórico en la búsqueda del bienestar y  equidad.

La doctora Tania Berquist , sin  éxito alguno, intenta hacer ver que la idea de género tiene un sustento natural, instintivo en la especie. Cualquier intervención del Estado en dicho concepto conducirá a una reducción de la tasa de natalidad y por tanto a la extinción de los seres humanos. Así como los gatos  que refleja en su crónica, los seres humanos deben estar sometidos a las leyes naturales  y por tanto, es un serio desperdicio, y hasta  un riesgo intervenir en ellos.

 Pero, debe decirse que el argumento que intenta exponer como defensa a la satanización de la política de género, ya ha sido utilizado previamente en la historia para contrarrestar cambios sociales y por tanto cabe preguntarse si acaso no es una nueva resistencia al progreso social. Los argumentos en favor de la esclavitud partían de un orden natural que sustentaba el dominio de los vencedores sobre los derrotados, de igual forma el racismo fue sustentado en la aparente diferencias fenotípicas entre los seres humanos, y el patriarcado incluso sustentó el dominio del hombre sobre la mujeres en el supuesto orden natural.

Hoy todas esas diferencias han sido superadas por la ciencia, y el orden natural que supuestamente lo sustentaba no ha sido más que la extensión de un discurso que intenta mantener un status quo.  De esa misma forma uno podría llegar a creer que el discurso que lucha y revienta por mantener la diferencia en el enfoque de crianza entre niños de distintos sexos, no es más que la racionalización del status quo que se aferra a oponerse a la oportunidad de cambio.

Aún existen muchas oportunidades vedadas por la diferencia de sexos, sin embargo esas diferencias realmente solo tienen sustento en el orden social más no en el orden natural.  Queremos que nuestras niñas sean delicadas, vanidosas y sentimentales, mientras que de nuestros niños esperamos que sean aguerridos, luchadores e intrépidos. Castigamos moralmente a la niña que es altanera, que practica deportes de contactos y que espera dedicarse a una profesión tradicionalmente masculina, y así mismo censuramos a niño que se muestra sensible,   cursi o amanerado.  Ese trato diferencial, que se busca intervenir en Suecia, consideran ellos que a largo plazo se traduce en que nuestras niñas se vean orientadas hacia carreras como el modelaje y hacia el hábito de princesas, mientras que a los varones se conduce a actividades que históricamente serian masculinas.


Se podría llegar a creer que el discurso que lucha y revienta por mantener la diferencia en el enfoque de crianza entre niños de distintos sexos, no es más que la racionalización del status quo que se aferra a oponerse a la oportunidad de cambio.

Rts

Conociendo ese presunto motor de discriminación, ¿Porque entonces no puede la sociedad auto regularse y proceder imponer un cambio que posibilite las oportunidades en igualdad de condiciones entre niños y niñas? Esa es la pregunta que trata de responder Suecia, es justo pensar que no debe imponerse al niño una personalidad indolente, física y aguerrida por el solo hecho de ser niño, así como no debe imponerse una actitud sumisa, vanidosa y delicada a una niña por ser mujer.

La política Sueca, ahora lo veo intenta tomar la historia de su gente en sus manos, y de manera activa pretende movilizar los cambios que se necesitan para que al menos en la próxima generación se evidencie la igualdad de oportunidades sin distinción al género.  Por ello la intervención y evaluación de la educación preescolar, por ello la intervención en la gestión y manufacturas de juguetes, así como el análisis del discurso que se maneja a diario en las escuelas.

La Doctora, finalmente, presenta como un escándalo el hecho que Suecia destinará 70.000 euros en una investigación destinada a verificar si las trompetas constituyen un juguete sesgado a un sexo en particular. Sin embargo cabe preguntarse ¿Cuantas trompetistas famosas se han visto en los últimos diez años?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s